Periodoncia

La periodoncia trata las encías y el soporte de los dientes. El sangrado de las encías, lejos de ser algo natural, es uno de los primeros signos que nos indican la mala salud de las mismas. La inflamación crónica de la encía que rodea a los dientes, produce una pérdida de hueso de soporte y, con el tiempo, una pérdida de los dientes. Puede manifestarse como presencia de sangre en la saliva, por ejemplo, tras el cepillado, indicando la presencia de gingivitis, la cual es reversible con las pautas y tratamiento adecuados. Pero también podría indicar un problema más importante, como es la periodontitis (piorrea), la cual puede afectar a los tejidos de soporte de los dientes y causar la pérdida de éstos, afectando así la salud general.

La Periodoncia engloba los siguientes tratamientos:

RASPADOS Y ALISADOS RADICULARES

Se trata de un tratamiento muy común que permite eliminar de manera sencilla el cálculo y el tejido inflamado presente bajo las encías. Es un tratamiento indoloro dado que se realiza bajo anestesia local. Normalmente se realiza por cuadrantes en diferentes sesiones.

ALARGAMIENTO CORONARIO

El alargamiento coronario se define como el aumento de la longitud de la corona clínica, es decir, la parte de diente que vemos en boca.

CIRUGÍA PERIODONTAL

Esta técnica permite al periodoncista tener acceso a las áreas con problemas alrededor de las raíces de los dientes y limpiar el cálculo y los tejidos infectados. También se realiza el alisado de las superficies de las raíces del diente que han sido dañadas por la enfermedad. Esta cirugía elimina las bolsas de infección, permitiendo que las encías se vuelvan a pegar a la base de los dientes. Es importante saber que las encías y el hueso perdidos ya no vuelven a crecer.

CIRUGÍA MUCOGINGIVAL

La recesión gingival puede dar lugar a un compromiso de la estética, así como a sufrir hipersensibilidad dentinaria, acumulación de placa, desarrollo de caries en la zona cervical de los dientes, complicaciones endodónticas, inflamación gingival y pérdida de los tejidos de soporte de los dientes. La cirugía mucogingival puede corregir estos defectos a través de técnicas de cirugía plástica periodontal como son los injertos de tejido blando para aumentar la anchura de la encía o mediante técnicas de recubrimiento radicular.